31 de agosto de 2010

La Wehrmacht se queda en calzoncillos en el Mosa

Se trata de una foto tomada en 1940 en el momento en que los soldados del ejército de Hitler se disponen a cruzar el río Mosa.

La llamada Batalla de Francia comenzó con el ataque alemán sobre Francia y Belgica el 10 de mayo de 1940 y terminó el 25 de junio de ese mismo año con la capitulación francesa.

El río Mosa había sido en el siglo IX a. C. la frontera occidental del Sacro Imperio Romano Germánico desde su creación, hasta la anexión de la mayor parte de Alsacia y Lorena por Francia tras el tratado de la Paz de Westfalia en 1648 que puso fin a la Guerra de los Treinta Años en Alemania y la Guerra de Flandes que enfrentó a las Diecisiete Provincias de los Países Bajos contra el rey de España.

29 de agosto de 2010

EL TESTAMENTO DE LENIN, 1923. (SU OPINIÓN SOBRE STALIN)


Vladimir Ilyich (Lenin) con cuatro años posa junto a su hermana Olga.

" Después de que el compañero Stalin se convirtió en Secretario General, reunió un poder enorme en sus manos, y no estoy seguro, de que siempre sepa usar este poder con el cuidado necesario. Por otro lado, el compañero Trotsky se destaca no sólo por sus capacidades sobresalientes, como lo ha demostrado en su lucha con el Comité Central en la cuestión del Comisariado del Pueblo para Carreteras y Tránsito, sino también es con seguridad el hombre más capaz en el actual Comité Central. Mas, basado en una excesiva confianza en sí mismo, también tiende a interesarse demasiado por el aspecto meramente administrativo de las cosas.

Lenin en el verano de 1923.


P.D. Stalin es demasiado rudo, y esta falla que entre nosotros los comunistas es perfectamente soportable, se hace absolutamente insostenible en la oficina del Secretario General. Por ello propongo a los compañeros, encontrar un modo de alejar a Stalin de este cargo y de nombrar a otro que se diferencie de Stalin sólo por su superioridad en todo sentido es decir que sea más paciente, leal, cortés y atento frente a los compañeros y menos caprichoso, etc.




4 de enero de 1923, Lenin"

27 de agosto de 2010

Adivinanza: ¿Quién es este niño?



Pistas: Se trata del hijo de un aduanero austríaco que nació el 20 de abril de 1889. El chiquillo se quedó huérfano cuando todavía era muy joven. En 1905 se fue a Viena para estudiar arte. En 1914 se alistó en el ejército bávaro, obteniendo el grado de cabo. Durante la I Guerra Mundial lo hirieron además de sufrir daños por un ataque con gases. ¿Saben de quién se trata? Seguro que sí. Respuesta: Adolfito Hitler con unos 10 añitos.

Primeros días de la II República, 1931.

video



En estas imágenes se puede ver Puerta del Sol de Madrid el 14 de abril de 1931, oir la voz de Don Niceto Alcalá-Zamora y Torres, presidente del Gobierno provisional de la república en ese momento. Homenaje de los socialistas al fundador de su partido Pablo Iglesias en la puerta del cementerio, en el que toma la palabra de Indalecio Prieto y un grupo de niños canta La Internacional. Toma de posesión de Victoria Kent como Directora General de Prisiones, e intervención de D. Fernando de los Ríos y de la señorita Victoria. Acto por el cual los bienes de la Corona son declarados bienes nacionales, en este caso se trata de la Casa de Campo que pasa al ayuntamiento de Madrid; habla Indalecio Prieto y alcalde de la capital Pedro Rico. Tras la quema de conventos del 11 de mayo de 1931 por elementos incontrolados, las tropas republicanas custodian los edificios. Salvador de Madariaga, Embajador de España en Washington, dedica unas palabras "a las repúblicas". Finalmente, en la plaza de toros Monumental de Madrid se presenta la propuesta de un nuevo himno republicano, compuesto por Adela Anaya y su hermano.

Córdoba, 1930.

Córdoba, la antigua capital de al-Ándalus, en una foto aérea de 1930.
Se puede ver que sólo existía el Puente Romano.

26 de agosto de 2010

Dos fotos de Agustí Centelles



Estamos en el puerto de Barcelona en 1936, desde el barco hospital Marqués de Comillas nos saluda un grupo de enfermeras de la Cruz Roja antes de partir hacia Mallorca. Ya en la isla dos de ellas serán capturadas por las tropas de Franco siendo violadas, torturadas y finalmente asesinadas.




Esta foto fue tomada en Barcelona al principio de la Guerra Civil, el ella un miliciano es despedido por su mujer y su hijo cuando se dirige junto con sus compañeros hacia los camiones y demás vehículos que han de llevarlos al frente de Aragón, muchos no volverán.

Auschwitz, "Arbeit Macht Frei".



'Arbeit macht frei' (El trabajo nos hace libres) era la inscripción que figuraba en la entrada de los campos de Dachau, Gross-Rosen, Sachsenhausen, Theresienstadt, Flossenburg y Auschwitz, el mayor de todos los campos de exterminio.Los nazis tomaron en 1930 este eslogan del libro titulado 'Arbeit Macht Frei' escrito por el pastor alemán Lorenz Diefenbach que había muerto en 1886.Se comenzó a utilizar con fines propagandisticos para luchar contra el desempleo en Alemania, convirtiéndose con el paso de los años y gracias al SS Theodor Eicke en una consigna en los campos de trabajo y exterminio.

Puerta de entreda en la actualidad.

La de Auschwitz fue realizada por el herrero polaco y prisionero en el mismo campo Jan Liwacz en julio de 1940, es de acero y mide cinco metros, como detalle podemos señalar que la B de la palabra Arbeit está invertida para simbolizar la insumisión y la resistencia a la opresión nazi, según la versión de los propios prisioneros.


Vista desde dentro hacia fuera.

Al parecer, cuando el 27 de enero de 1945 el ejército soviético liberó Auschwitz, la inscripción fue desmontada con la intención de llevársela al Este de Europa, siendo un prisionero polaco recién liberado,Eugeniusz Nosal, el que la recuperó sobornando a un guardia soviético del tren con una botella de vodka.

25 de agosto de 2010

Vicent Doherty, piloto. Toledo 1936.


Esta fotografía de la Plaza de Zocodóver en Toledo fue realizada por el piloto sudafricano Vincent Doherty posiblemente entre los días 20 y 21 de septiembre de 1936.





Foto actual de la Plaza de Zocodóver o “mercado de las bestias”, en este sitio en tiempos de al-Ándalus se compraban y se vendían animales de carga.

23 de agosto de 2010

La explicación:


Siendo la cigüeña quien la trajo, es normal que la chiquilla le haya tomado cariño, digo yo.

22 de agosto de 2010

Guerra de Melilla, 1909. Cuando los pobres van a morir por los ricos.

Los pobres chavales del camión van a la guerra porque su familia no ha podido
pagar las 1.500 pesetas que cuesta la "cuota" para librarse del ejército, huelga decir que los hijos de los ricos no tienen que arriesgar su vida "por España".


El 12 de julio de 1909 el periódico "La Correspondencia de España" publicaba un artículo titulado "La trompa bélica suena" referido a la guerra que acababa de empezar en Melilla y decía lo siguiente:

"Morirán unos cuantos soldados, ascenderán otros cuantos, enseñaremos una vez más nuestro desbarajuste, nos pondremos por centésima vez en ridículo llamando al tiroteo escaramuza; a la escaramuza, acción de guerra; al encuentro de avanzadas, combate; al combate, batalla campal; enviaremos más generales que coroneles, más jefes que oficiales, más oficiales que soldados, más promesas que realidades, y por todo sacar, sacaremos una cosa: sangre al pueblo y dinero al contribuyente [...] Yo digo que ir a Marruecos es la revolución, y al decirlo sirvo a la Patria y al Rey mucho mejor que haciendo creer al Rey y a la Patria que el ir a Marruecos conviene a la nación y a la monarquía."



Este artículo periodístico nos cuenta las cosas tal y como ocurrieron, pero con el mérito de hacerlo antes de que sucedan. No fue un ejercicio adivinatorio, fue un ejercicio de realidad.

Ya desde 1907 la Compañía Española de Minas del Rif, de capital español y francés explotaba el hierro de esa zona cercana a Melilla. La vía férrea que llevaba el mineral a esta ciudad fue atacada por la guerrilla el 9 de julio de 1909, provocando que el general Marina, ordenara la ocupación del cercano monte Gurugú y el bombardeo de la desembocadura del río Kert.




El 28 de julio de 1909 los rifeños derrotaron al ejército español en el Barranco del Lobo, muriendo varios cientos de soldados, la mayoría de Barcelona, incluyendo al general Pintos que estaba al mando.

La contundente derrota provocó una oleada de protestas que culminó entre los meses de julio y agosto con los sucesos de la llamada Semana Trágica de Barcelona y que terminaría provocando la caída del gobierno presidido por Antonio Maura el 21 de octubre de 1909.

21 de agosto de 2010

¡ Más camisa !

A esta veterana soviética de la II Guerra Mundial, la Gran Guerra Patriótica como la denominan los rusos, le empieza a faltar camisa para colgar medallas.

20 de agosto de 2010

Jarabe de Heroína contra la tos


Este anuncio apareció en el periódico "La correspondencia de España" en el año 1910 y propone como remedio contra los catarros el Jarabe de Heroína del Doctor Madariaga y además por 3 pesetas el frasco, Carrasco.

19 de agosto de 2010

"Hecho fosfatina"



La expresión "estar hecho fosfatina" significa estar hecho polvo (muy cansado) o causar daño físico o moral. La fosfatina es una mezcla de fosfato de cal, fécula, azúcar y otros ingredientes que era muy utilizado como reconstituyente infantil y que se vendía muy molido, prácticamente "hecho polvo" de ahí surgió la expresión que nos ocupa.






La marca Fosfatina Faliéres decía lo siguiente de su producto:"No hay para qué decir que los niños criados con FOSFATINA FALIÉRES hacen rápidos progresos en robustez, que facilita admirablemente su dentición, que vigoriza el sistema óseo y muscular, y que tiene las buenas propiedades de prevenir o contener las diarreas tan frecuentes en los niños, las cuales son a veces mortales en los países cálidos. La FOSFATINA FALIÉRES es muy conveniente también para las mujeres encinta, para las amas de cría, para los convalecientes y para los estómagos cansados".

18 de agosto de 2010

Tarde taurina y "elefantina" en Madrid, 1898

Pues sí, el día 13 de febrero de 1898 tal y como anuncia este cartel se celebró en la plaza de toros de Madrid una lucha entre un elefante de nombre Nerón y un toro llamado sombrerito. El elefante estaba sujeto a una cadena de 16 metros para que no se escapara y el combate duraría 15 minutos.

Pero resultó que el pobre Nerón era pequeño y además no tenía colmillos, y sombrerito, era mansito. Esto enfureció al "respetable" que pidió que saliera un toro más bravo, a lo que la presidencia accedió para evitar males mayores. El resultado final: Nerón herido fue despedido bajo una lluvia de naranjas lanzadas por la afición y un torero llamado Antonio Olmedo tuvo que pasar por la efermería por un puntazo.


17 de agosto de 2010

Stalinorgel (el órgano de Stalin)

Así llamaban los nazis al lanzacohetes múltiples Katyusha por el parecido de esta batería de cohetes a los tubos de un órgano y por el sonido silbante que hacían al lanzarlos. Los Katyusha jugarían un papel muy importante en la victoria del Ejército Rojo sobre los nazis en la batalla de Stalingrado, no eran muy precisos pero su velocidad de movimiento, al estar colocados sobre camiones y su potencia de fuego, los hacían temibles.

¿Esto qué es?

Pues según parece se trata de dos balas que han chocado en el aire fundiéndose la una con la otra.
El hecho se produjo durante la Guerra de Crimea (1853-56) que enfrentó al Imperio ruso de los Romanov con Reino Unido, Francia, el Imperio otomano y el Reino de Piamonte-Cerdeña. La contienda acabó con la derrota de Rusia tras la rendición por asedio de la ciudad de Sebastopol. Volviendo a la foto; una de las balas resulta que era rusa y la otra francesa. La probabilidad de que dos balas choquen en el aire es de una entre un billón aproximadamente. Luego esto es raro, raro, raro.

16 de agosto de 2010

Guerras de Yugoslavia, 1991-2001.

Un grupo de soldados durante un descanso posan
junto a una bandera de ! Samantha Fox !


Las guerras yugoslavas se dividen en dos grupos:

Guerras durante el desmembramiento de la República Federal Socialista de Yugoslavia:

1.Guerra de los Diez Días (o Guerra de Independencia eslovena) (1991)
2.Guerra Croata de Independencia (1991-1995)
3.Guerra de Bosnia (1992-1995)

Guerras en áreas pobladas por albaneses:

1.Guerra de Kosovo (1999)
2.Conflicto del Sur de Serbia (2001)
3.Guerra de Macedonia (2001)

Cuando el diario ABC fue republicano.


Portada del diario ABC de Madrid durante la Guerra Civil, 1936.

Al estallar la guerra se produjo la incautación de periódicos de derechas, conservadores y monárquicos, que claramente apoyaban el golpe de estado, mientras otras publicaciones pasaron a depender de organizaciones sindicales y partidos de izquierda como fue el caso del ABC.

14 de agosto de 2010

El oso peludo


No se preocupen, este niño tiene un arma secreta
que acabará con el oso...su mamá.

La Gran Guerra.Regimiento de Artillería 48 y medio.

Pieza de artillería pesada en Somme, agosto 1916.


Durante la Gran Guerra se calcula que unos 75.000 soldados franceses resultaron muertos por su propia artillería (el famoso “fuego amigo”). En el otro bando los alemanes tuvieron problemas similares, llegando incluso a rebautizar a su 49º Regimiento de Artillería como el 48 y medio por su insistencia en realizar disparos cortos.

13 de agosto de 2010

BENKEI

Benkei junto al samurái Yoshitsune.

Es el nombre de un monje guerrero japonés que en el siglo XII se colocó en el puente Gojo de Kyoto dedicándose a desafiar a quien pretendía cruzarlo. La leyenda le atribuye la derrota de 999 guerreros en combate individual antes de que le vencieran.

12 de agosto de 2010

TRABAJO INFANTIL. NUEVA YORK 1909

Dos niños de unos cinco años dejan por unos segundos de vender periódicos y posan para el fotógrafo. El chaval de la derecha lleva sombrero y zapatos, el de la izquierda no y además su ropa es "heredada" quizá de un hermano mayor, como consuelo, decir que le quedan menos periódicos por vender que a su compañero.

Niceto Alcalá Zamora promete su cargo de Presidente de la II República



Solemne acto por el que Don Niceto Alcalá-Zamora promete el cargo de Presidente de la II República el 11 de diciembre de 1931. (Este material ha sido encontrado en la casa del alcalde republicano de Priego D. Francisco Adame durante unas obras recientes).

video

11 de agosto de 2010

La predicción de The New York Times sobre Hitler en 1924


El periódico The New York Times publicó esta noticia sobre Hitler, la traducción es más o menos así:


HITLER DOMESTICADO EN PRISIÓN
En libertad bajo palabra, se espera que regrese a Austria.

Berlín, Diciembre 20, 1924-. Adolfo Hitler, el una vez extremista reaccionario fue liberado el día de hoy bajo palabra de prisión en la Fortaleza de Landsberd, Bavaria, desde donde viajó inmediatamente en coche a Munich. Hitler parece el día de hoy un hombre mucho mas sabio comparado con aquel de la primavera pasada cuando junto a otros extremistas radicales fueron juzgados en Munich por un complot que buscaba derrocar al gobierno.

Su comportamiento en prisión convenció a las autoridades que tanto el como su movimiento político conocido como Volkischer no eran ya más de temer. Se piensa que Hitler regresará a su natal Austria donde se retirará de la vida pública.

Podemos confirmarlo The New York Times como adivino, no sirve.

Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza

Tal día como hoy, 11 de agosto del año 1936, los falangistas asesinan a Infante en el kilómetro 4 de la carretera de Carmona. (Imágenes de la película "Una pasión singular").

video

El 4 de mayo de 1940 el Tribunal de Responsabilidades Políticas sentencia a Blas Infante imputándole la condición de propagandista para la constitución de un partido nacionalista andaluz, aplicándole una norma dictada tres años después de su asesinato.

10 de agosto de 2010

El paripé final de la Batalla de Manila

Este periódico norteamericano de la época deja clara la realidad de la batalla naval previa al "teatrillo" que luego se hizo en tierra. "Dewey aplasta a la flota española".

El 13 de agosto de 1898 el general Jáudenes, comandante español de la guarnición de la ciudad de Manila, sabía que su posición era desesperada. Sin embargo, para evitar la deshonra de rendirse a una fuerza de invasión estadounidense sin oponer resistencia, él y el almirante norteamericano Dewey coreografiaron una invasión mediante la cual los españoles abandonarían sucesivas secciones de sus defensas de acuerdo con señales indicadas con banderas por los norteamericanos.

9 de agosto de 2010

Lo asesinaron el 11 de agosto

El día 2 agosto de 1936 Blas Infante es detenido en su casa de Coria del Río, cerca de Sevilla. En la madrugada del día 11 de agosto sería fusilado por los fascistas en la carretera de Carmona.

video

Preciosa versión del Himno de Andalucía.

PARA LA LIBERTAD

A veces una canción resume unos hechos y esta lo es. Joan Manuel Serrat canta al poeta Miguel Hernández, el video es de Isabel Gutiérrez. Gracias.


video

Operación Roble, 1943

Mussolini "en jarras" se dirige a las masas en 1938.

En julio de 1943, el rey de Italia destituyó a Mussolini y o “encerró” en un hotel de esquí del Gran Sasso al que sólo se podía acceder por teleférico. En septiembre de ese año sería rescatado por tropas alemanas al mando de Otto Shorzeny.

El crimen de la carretera Málaga-Almería por Norman Bethune.


Norman Bethune.


La evacuación masiva de la población civil de Málaga comenzó el
domingo día 7. Tropas alemanas, italianas y moras
entraron en la ciudad el lunes día 8 por la mañana; tanques,
submarinos, barcos de guerra, aviones, todos a la vez para aplastar
a las defensas de la ciudad mantenidas por un pequeño y heroico
grupo de tropas españolas sin tanques, ni aviones que los
defendieran.

Los así llamados "nacionalistas" entraron en lo que prácticamente
era una ciudad desierta, del mismo modo que habían hecho en cada
pueblo y ciudad asediada en España.

Así que imagínense a ciento cincuenta mil hombres, mujeres y niños
disponiéndose a marcharse en búsqueda de seguridad hacia una ciudad
situada o más de cien millas. Hay una única carretera que pueden
tomar. No hay ninguna otra manera de escapar. Esto carretera,
limítrofe por un lado, con las altas montañas de Sierra Nevada, y
por el otro, con el mar está construida sobre la ladera de linos
acantiladas y sube y baja a más de 500 pies por encima del nivel del
mar. La ciudad que deben alcanzar es Almería y está a más de
doscientos kilómetros más allá. Un joven fuerte y sano puede caminar
a pie unos cuarenta o cincuenta kilómetros diarios. El viaje a que
estas mujeres, ancianos y niños debían enfrentarse les llevará a
cinco días y cinco noches de camino, al menos. No encontrarán
alimentos en los pueblos, ni trenes, ni autobuses para
transportarlos. Ellos debían caminar y a medida que iban andando se
tambaleaban y tropezaban con los pies llenos de rajas y de heridas
de ir por el pedernal de la carretera, los fascistas los
bombardeaban desde el aire y les disparaban desde los barcos de
guerra.




Bethune evacuando refugiados en la carretera de Málaga.

Ahora lo que quiero contarles es lo que yo mismo vi de esta penosa
marcha, la más grande y terrible evacuación de una ciudad en los
tiempos actuales. Llegamos a Almería a las cinco del día 10 con un
camión refrigerado, cargado de sangre almacenada desde Barcelona.
Nuestra intención era continuar hacia Málaga para poner
transfusiones de sangre a los heridos. En Almería, oímos por vez
primera que la ciudad había caído y fuimos advertidos de no ir más
lejos ya que nadie sabía ahora donde estaba la línea del frente
enemigo, pero todos estaban seguros de que la ciudad de Motril había
caído también. Pensamos que era importante continuar y descubrir
corno se desarrollaba la evacuación de los heridos. Salimos por la
tarde a las seis por la carretera de Málaga y a unas cuantas millas
más allá nos encontramos con la cabeza de la lamentable procesión.
Aquí estaban los más fuertes con todas sus pertenencias sobre los
burros, las mulas y los caballos. Los pasamos, y cuanto más lejos
íbamos, aún más penosa a la vista, se hacían los espectáculos. Miles
de niños, contamos unos cinco mil de menos de diez años, y al menos,
mil de ellos iban descalzos y, muchos de ellos cubiertos con una
sola prenda. Estos iban recolgados de los hombros de sus madres o
agarradas a sus manos. Aquí habla un padre que iba tambaleándose con
dos niños, uno de un año y otro de dos años, sobre sus espaldas,
además de estar cargando cazos y sartenes, junto con alguna valorada
pertenencia. El incesante torrente de gente llegó a ser tan denso,
que apenas podían os forzar el coche entre medio. A ochenta y ocho
kilómetros de Almería nos suplicaron que no fuésemos más lejos, ya
que los fascistas estaban justo detrás.

Por entonces habíamos pasado al lado de tantas mujeres y niños
afligidos que pensamos que lo mejor era volver y comenzar a poner a
salvo los peores casos. Era difícil elegir cuales llevarse, nuestro
coche era asediado por una multitud de madres frenéticas y padres
que con los brazos extendidos sujetaban hacia nosotros sus hijos,
tenían los ojos y la cara hinchada y congestionada tras cuatro días
bajo el sol y el polvo.




"Llévense a este"'; "miren este niño'; "este está herido". Los niños
envueltos de brazos y piernas con harapos ensangrentados, sin
zapatos, con los pies hinchados aumentados de dos veces su tamaño,
lloraban desconsoladamente de dolor, hambre y agotamiento.
Doscientos kilómetros de miseria. Imagínense, cuatro días y cuatro
noches, escondiéndose de día entre las colinas ya que los bárbaros
fascistas los perseguían con aviones, caminaban de noche agrupadas
en un sólido torrente, hombres, mujeres, niños' mulos, burros,
cabras gritando los nombres de sus familiares desaparecidos,
perdidos entre la multitud. Cómo podíamos elegir entre llevarnos a
un niño muriéndose de disentería o entre una madre que nos
contemplaba silenciosamente con los ojos hundidos llevando contra su
pecho a un niño nacido en la carretera hacía dos días. Ella se había
parado de caminar durante diez horas solamente.

Aquí había una mujer de sesenta años incapaz de seguir arrastrándose
para dar un paso más, sus gigantescas piernas hinchadas con úlceras
y varices sangrando dentro de sus rotas sandalias de trapo. Muchas
ancianas abandonaban simplemente esta lucha, se tendían a los lados
de la carretera y esperaban la muerte.

Decidimos llevarnos primeros a los niños y a las madres, pero luego
la separación entre padre e hijo, marido y mujer se hizo demasiado
cruel para poder soportarla. Acabamos por llevarnos a las familias
con mayor número de hijos pequeños, y a los niños solitarios de los
que había centenares, sin padres. Llevábamos a treinta o cuarenta
personas en cada viaje durante tres días sucesivos a Almería, al
Hospital del Socorro Rojo internacional, donde recibían cuidados
médicos, comida y ropa. La inagotable devoción de Hazen Sise y de
Thomas Worsley, conductor del camión, salvó muchas vidas. Se
alternaban para conducir día y noche, ida y vuelta, durmiendo en
medio de la carretera entre viaje y viaje, sin comida, excepto pan
seco y naranjas.

Y ahora viene la barbarie final. No contentos con bombardear y
ametrallar a esta procesión de campesinos indefensos, a lo largo de
esta larga carretera, en la tarde del día 12 cuando el pequeño
puerto de Almería estaba repleto de refugiados, habiendo aumentado
en población el doble, cuando unas cuarenta mil personas exhaustas
alcanzaron un puerto de lo que ellos pensaban que era seguridad,
fuimos masivamente bombardeados por aviones fascistas alemanes e
italianos. La sirena dio la alarma treinta segundos antes de que
cayera la primera bomba. Estos aviones no hacían esfuerzo alguno por
alcanzar los barcos de guerra del Gobierno que estaban en el puerto,
ni por bombardear las barricadas. Estos lanzaron deliberadamente
diez gran des bombas en el centro mismo de la ciudad, donde en la
calle principal, dormían apiñados sobre la calzada, de tal forma que
apenas si podía pasar algún coche, los exhaustos refugiados. Después
de que hubiesen pasado los aviones recogí en mis brazos a tres niños
muertos de la calzada, justo enfrente del Comité Provincial para la
Evacuación de refugiados donde hablan estado esperando en una larga
cola a que les dieran una taza de leche y un puñado de flan seco,
era el único alimento que algunos tornaban durante días. La calle
parecía una verdadera carnicería, llena de muertos y de moribundos,
alumbrada solamente por el resplandor anaranjado de los edificios en
llamas. En la obscuridad, los lamentos de los niños heridos, los
chillidos de las madres agonizantes, las maldiciones de los hombres,
iban elevándose en un solo grito masivo, alcanzando un tono de
intolerable intensidad. Uno mismo sentía su cuerpo tan pesado como
el de los muertos, pero, vacío y hueco, y uno sentía su cerebro
arder con una intensa luz de odio. Aquella noche fueron asesinadas
cincuenta personas de entre la población civil y, unas cincuenta mas
fueron heridas. Hubo dos soldados muertos.

A hora bien, ¿cuál era el crimen que esta indefensa población civil
había cometido para ser asesinados de este modo tan sangriento? Su
único crimen era que habían votado para elegir un Gobierno de
personas encargadas de la más moderada mitigación de la abrumadora
carga de siglos de codicia capitalista. La cuestión había sido ya
abordada, ¿por qué no se habían quedado en Málaga esperando la
entrada de los fascistas? Sabían lo que les pasaría. Sabían lo que
iba a ocurrirles a sus hombres y mujeres, lo mismo que les había
pasado a tantos otros en las demás ciudades apresadas. Todo varón
entre 15 y 60 años que no pudiera demostrar que no había sido
forzado a ayudar al Gobierno, sería inmediatamente fusilado. Y es el
conocimiento de todos estos hechos lo que concentró a dos tercios de
toda la población española en una cuarta del país y lo que aún
sostuvo la República.

8 de agosto de 2010

Ibn-Ammar, campeón de ajedrez.


En 1078 el rey castellano Alfonso VI se disponía a sitiar la ciudad de Sevilla con el objetivo de expulsar de ella a los andalusíes. Pero Al-Mutamid se enteró de que Alfoso VI era un entusiasta del ajedrez, entonces envió a su campeón Ibn-Ammar a echar una partida con el rey por la posesión de la ciudad. Ibn-Ammar ganó y los castellanos se retiraron.

7 de agosto de 2010

Batalla de Borodino 1812

Napoleón en plena faena.

En las once horas que duró la lucha y que Tolstoi describió en su libro Guerra y Paz, Napoleón perdió a 30.000 hombres y los rusos unos 45.000. Esta victoria permitió a Napoleón entrar en Moscú.

2 de agosto de 2010

REPRESIÓN EN LA GUERRA CIVIL (1936-1939...)

Por Miguel Moliné Escalona. (Zaragoza, 2001)

En todas las guerras se cometen actos contrarios al “derecho de gentes” y la guerra civil española no fue una excepción. Este asunto, que todavía hoy levanta polémicas, ha merecido numerosos análisis históricos cuyas conclusiones coinciden en las cuestiones de fondo [1].
Es innegable que en ambas zonas – la republicana y la controlada por los sublevados – la represión - en forma de paseos, sacas,… - fue una práctica generalizada. Sin embargo, sus causas, alcance y significado difieren notablemente de un bando a otro. Debe quedar claro, desde el principio, que el intento de explicar estas diferencias no debe ser confundido con el de la justificación.


LA REPRESIÓN EN LA ZONA REPUBLICANA



Tras la sublevación militar, la zona republicana, a excepción de Euzkadi [2], se sumergió en un caos revolucionario y por todas partes surgieron nuevos organismos que detentaron el poder real durante los primeros meses de la guerra. Los primeros asesinatos en esta zona se produjeron en Barcelona y Madrid, donde la masa incontrolable se adueño de las calles. En ambas ciudades las fuerzas de seguridad leales a la República intentaron evitar las matanzas, pero fueron desbordados por la multitud armada. Especialmente brutal fue la represión en la Ciudad Condal donde la CNT y la FAI tomaron parte muy activa. La propia Generalitat se diluyó en el caos y el presidente Companys tuvo que pactar con los dirigentes anarcosindicalistas para poder conservar, al menos sobre el papel, el poder.
El paseo alcanzó a políticos de derecha, caciques, terratenientes, empresarios, burgueses y, especialmente, a los sacerdotes [3]. Pero tal vez, las prácticas más aterradoras fueron las llamadas sacas de las cárceles que culminaron con lo sucedido en Madrid durante el mes de Noviembre de 1936. Ante el temor de la caída de Madrid, se decide trasladar a Valencia a los miles de detenidos que permanecían encerrados en las cárceles madrileñas. Pero este traslado se convierte en una orden de ejecución. La primera saca se produce el 7 de noviembre: el convoy se desvía a Paracuellos de Jarama donde se consuman las matanzas; tal y como indican las actas, la Junta de Defensa de Madrid tiene conocimiento oficial de estos hechos el día 11 y determina delegar en el consejero de Orden Público (Santiago Carrillo) la misión de garantizar la seguridad de los detenidos. Sin embargo, los fusilamientos siguieron produciéndose hasta el nombramiento del anarquista Melchor Rodríguez (4 de diciembre) como delegado especial de prisiones. Aunque este acontecimiento resulta todavía hoy históricamente confuso, no cabe duda de la responsabilidad en él de los aparatos policiales, cuyos dirigentes, mayoritariamente comunistas, estaban muy influenciados por asesores soviéticos.
Numerosos republicanos y dirigentes obreros y sindicales [4] condenaron este terror indiscriminado desde el primer momento y sólo la desintegración del propio Estado impidió a las autoridades tomar medidas más efectivas. Pero a medida que el gobierno retomaba el control, la represión indiscriminada fue desapareciendo y se hizo todo lo posible para proteger a las víctimas[5].
Aunque estos esfuerzos por recomponer el Estado de Derecho fueron tempranos, no fue sino hasta la primavera de 1937 cuando realmente cristalizaron. Ya en agosto de 1936 se intentan detener las matanzas con la creación del primer “Tribunal Especial” (los conocidos como tribunales populares); en octubre del mismo año nacen los “Jurados de Urgencia”, los de “Guardia” y los de “Seguridad”. En Valencia no fue posible disolver el “Comité de Salud Pública” y detener los abusos que cometían los integrantes de la Columna de Hierro hasta finales de 1936. Y ya se ha mencionado la decidida actuación de Melchor Rodríguez para evitar las sacas.
Con la llegada de Negrín al gobierno (mayo de 1937), el estado se afianza definitivamente y con ello se asegura un relativo orden y paz en la retaguardia y se consigue garantizar los derechos de defensa. Pero el avance de los fascistas propicia una creciente militarización de la justicia y del aparato policial. Cuando el gobierno central se traslada a Cataluña (noviembre de 1937), el auge de sabotajes por parte de los quintacolumnistas es de tal magnitud que la policía “política” (SIM [6]), controlada por los comunistas, obtiene nuevas competencias[7] para luchar contra dichas acciones y la represión se extendió no sólo contra los fascistas sino también contra la disidencia interna. Sirva de muestra el proceso contra el POUM [8] y la “desaparición” de su presidente, Andreu Nin.
A pesar de estos excesos, la reconstrucción del Estado permitió que, desde mediados de 1937, la mayoría de los detenidos pasaran a disposición judicial con todas las garantías procesales y que el cumplimiento de las sentencias de muerte requiriese el visto bueno del Consejo de Ministros. Sólo hacia el final de la guerra, en una situación de desbandada y descontrol total, se volvieron a producir algunos asesinatos.




LA REPRESION FASCISTA



A diferencia de lo sucedido en la zona republicana, la represión formó parte, desde el primer momento, de la estrategia diseñada por los sublevados para alcanzar el poder[9] y se centraría fundamentalmente en cargos políticos republicanos, militares leales a la República, intelectuales, dirigentes políticos, sindicales y líderes obreros y de las casas del pueblo de las localidades que ocupaban o que dominaban desde un primer momento.
En las zonas proclives a la rebelión y rápidamente dominadas por los sublevados, se instauró un régimen de terror indiscriminado para evitar que el enemigo pudiera organizar la resistencia. Buena prueba de ello fue lo sucedido en Navarra, Mallorca, Soria, La Rioja … sólo en esta última se produjeron más de 2000 asesinatos. En estas zonas, la Falange asume, con el beneplácito militar, la responsabilidad de llevar a la práctica las consignas fascistas.
Mientras, Queipo de Llano y Franco organizan la limpieza de la retaguardia según avanzan sus fuerzas. Se producen sacas con el consentimiento del mando militar, y hubo fusilamientos en las cunetas, en las tapias de los cementerios y en el extrarradio de los centros urbanos. Se llegó incluso a la quema de cadáveres para evitar el peligro de epidemias.
Conforme la sublevación derivaba en una guerra y las zonas ocupadas se constituían en un nuevo Estado, la represión fue institucionalizándose. La depuración política y la censura alcanzaron todos los niveles y se extendieron a todas las actividades, tanto públicas como privadas. Se pretendió enmascarar esta situación con la emisión de diversos decretos y disposiciones legales, que culminaron con la publicación el 9 de febrero de 1939 de la ley de “Responsabilidades Políticas”. Ley, que ya en su artículo primero violaba uno de los principio irrenunciables del Derecho al sancionar “retroactivamente”: «Se declara la responsabilidad política de las personas, tanto jurídicas como físicas, que desde el 1 de octubre de 1934 y antes de julio de 1936 contribuyeron a crear o agravar la subversión …»
Amparados en estas disposiciones, los consejos de guerra dictaron, en ausencia de cualquier garantía procesal, numerosas sentencias de muerte tomando el relevo a los falangistas y los fusilamientos por rebelión militar se sucederían a lo largo de toda la guerra. Esto no impidió que continuaran los paseos hasta mucho después de acabar la guerra, si bien a una escala muchísimo menor que durante los primeros meses del conflicto. El máximo apogeo se alcanzó con el nombramiento en octubre de 1937 de Severiano Martinez Anido como jefe de Seguridad Interior para la retaguardia[10]. Para completar el cuadro, los sublevados extendieron la represión al frente, principalmente con el bombardeo de la aviación sobre objetivos civiles, como Guernica o Granollers.
Una vez finalizada la guerra, el proceso de “normalización” continuó desarrollándose. A partir de las denuncias efectuadas por cualquier vecino[11] o de las pesquisas realizadas por los servicios de investigación de la Falange, la Guardia Civil o la propia Falange procedían a la detención del sospechoso. El detenido, si sobrevivía al interrogatorio, comenzaba un rosario de instrucciones sumariales para finalizar delante de un consejo de guerra, normalmente masivo, donde el defensor – militar – poco o nada podía hacer salvo pedir clemencia. Si le declaraban culpable y era condenado a muerte, el reo era trasladado a la cárcel donde, de madrugada, se efectuaban las sacas. Igual suerte corrieron muchos de los que, confiados por la propaganda fascista[12], volvieron de Francia tras la finalización de la guerra. Militares leales a la República y dirigentes de los partidos políticos y sindicales fueron los principales objetivos durante la posguerra.
En definitiva …, la represión se consolida, bajo cobertura legal, como instrumento político para asegurar y defender el nuevo Estado, siendo las propias autoridades las que inician y extienden el terror por toda España como medio para alcanzar sus objetivos políticos.






[1] La cuantificación de las víctimas sigue siendo hoy cuestión de debate entre los historiadores.

[2] Lo sucedido en esta región merece, por sus particularidades, un estudio aparte.

[3] Cerca de 7000 religiosos fueron asesinados

[4] Entre otros muchos, cabe destacar las actitudes de Melchor Rodríguez, Julián Zugazagoitia, Joan Peiró y Lluis Companys cuyas intervenciones salvaron de la muerte a numerosas personas.

[5] Por ejemplo, el 90 % de los asesinatos cometidos en Cataluña se produjeron entre julio y diciembre de 1936.

[6] Servicio de Investigación Militar cuyos centros de detención, conocidos con el nombre de «chekas», han pasado a la historia como sinónimo de terror.

[7] Los aparatos policiales fueron alcanzando una gran autonomía y llegaron a constituir casi un Estado dentro del Estado

[8] Partido Obrero de Unificación Marxista

[9] La instrucción reservada nº 1, firmada en Madrid el 25 de mayo de 1936, dirigida a los futuros jefes del pronunciamiento decía: “Se tendrá en cuenta que la acción ha de ser en extremo violenta para reducir lo antes posible al enemigo, que es fuerte y bien organizado. Desde luego serán encarcelados todos los directivos de los partidos políticos, sociedades o sindicatos no adictos al Movimiento, aplicándoles castigos ejemplares a dichos individuos para estrangular los movimientos de rebeldía o huelgas”. Una vez iniciada la revuelta en Pamplona, Mola insiste: es necesario propagar una atmósfera de terror (…).

[10] Fue tal la dimensión alcanzada por el terror que desde las propias filas franquistas fue considerada la situación como intolerable.

[11] Las delaciones eran consideradas como un deber patriótico.

[12] La propaganda rezaba así: «si no has manchado tus manos con delitos comunes ven. Franco te ofrece la paz, trabajo, pan y justicia. Si nos has cometido crímenes, no tienes que temer. La España Nacional es justa y generosa. La España nacional ampara al prisionero que no ha cometido crímenes»